• (+56 2) 2611 9460
Menu

Más grande y más rápido no siempre es mejor cuando se trata de recicladores de efectivo.

Más grande y más rápido no siempre es mejor cuando se trata de recicladores de efectivo.

Más grande y más rápido no siempre es mejor cuando se trata de recicladores de efectivo.

Más grande y más rápido no siempre es mejor cuando se trata de recicladores de efectivo.

Cuando se trata de recicladores de efectivo, las hay grandes y demasiado grandes. Al seleccionar un reciclador de efectivo, la elección correcta es el dispositivo que satisfaga las necesidades de su entorno de efectivo particular.

La capacidad inadecuada puede causar soluciones que erosionen las ganancias de eficiencia. Por otro lado, la capacidad no utilizada alienta al personal a acumular efectivo y mantener un activo no rentable. ¿Y no es la gestión eficiente del efectivo la clave para el ROI del reciclador de efectivo?

Entonces, ¿cuál es la capacidad correcta? Depende. Entender sus volúmenes de efectivo, así como los procesos manuales que rodean su flujo de efectivo, es fundamental para determinar su capacidad ideal de billetes.

La custodia de control único, el almacenamiento segregado y los procedimientos de efectivo de custodia dual son solo algunos de los procesos manuales que limitan la capacidad de administrar con precisión el inventario de efectivo. En un intento por controlar el encogimiento y limitar el robo, estas prácticas sacrifican el control de inventario por la responsabilidad.

Pero una vez que comprende las limitaciones impuestas por el manejo manual de efectivo, el cálculo de la capacidad adecuada para un reciclador de efectivo se vuelve mucho más académico. El adagio “nunca se puede tener demasiado de algo bueno” simplemente no suena verdadero en el caso del efectivo disponible y la capacidad del reciclador de efectivo. Al almacenar la moneda centralmente en un reciclador de efectivo con capacidades detalladas de revistas electrónicas, los bancos y los minoristas pueden eliminar el inventario denominacional redundante sin comprometer la auditoría y la seguridad.

Hay rápido y hay demasiado rápido

La velocidad de aceptación de un reciclador de efectivo es importante, pero también lo es la precisión, la longitud del recorrido del billete, la simplicidad y el diseño de custodia.

Cuando se deposita un billete a un reciclador, su viaje incluye un pase a través de un módulo lector (para verificar la autenticidad de la nota), numerosos cambios de dirección y una breve parada en la custodia, antes de que finalmente se deposite en el rodillo. El dispositivo debe poder mover un billete a través de la ruta al rodillo de denominación deseada sin causar un atasco o una contabilización incorrecta. Los atascos frecuentes y los montajes erróneos reducen la velocidad de la transacción en general.

Al investigar un reciclador, debe comprender cómo funciona la autentificación del billete. Los módulos de los lectores varían enormemente en la cantidad de características únicas de los billetes que miden y esto tiene un impacto directo en la velocidad y precisión del reciclador. Las rutas largas de facturación llevan más tiempo y aumentan las tasas de paros y errores. Idealmente, la trayectoria de la factura será corta, ya que la factura realizará un número limitado de cambios de dirección. Si bien hay algunos aspectos positivos de la custodia física, aporta una complejidad innecesaria a la ruta de facturación. Y duplica el riesgo de errores porque todo el proceso se repite antes de que finalmente se deposite la nota.

Parece contradictorio, pero la velocidad excesiva en esta situación puede ralentizar los procesos. La velocidad de salida ideal entrega 100 notas y se detiene. El cajero puede agarrar y atar y, para cuando termina, se entrega otra pila de notas y está lista para atar.

La velocidad adecuada, la alta precisión, las bajas tasas de rechazo, el depósito virtual simplificado y una ruta de facturación corta son factores importantes para comprender sobre cualquier modelo de reciclador de efectivo. Cuanto más comprenda estas características y cómo afectan sus necesidades particulares, es más probable que tome la decisión correcta para su negocio.

Y para apoyarlo en estas decisiones está el equipo de vendedores técnicos de Vorwerk, el cual lo ayudará a evaluar las distintas alternativas de recicladores teniendo en cuenta la realidad de su negocio en particular.  Contáctenos y lo asesoraremos en este proceso…

Área Gestión de Efectivo

0 comments

Leave your comments

Related post

LOS SIETE PECADOS CAPITALES EN LA GESTIÓN DEL CICLO DE EFECTIVO

En este artículo hablaremos de los desafíos que enfrentan las instituciones financieras en la gestión del efectivo que fluye dentro y fuera de sus redes.  Le presentamos “Los 7 pecados capitales en la gestión del ciclo de efectivo”… INEXACTITUD Los días en que una hoja de cálculo manual podría ayudarlo a administrar con precisión su dinero […]

More Learn

¿Que es una verdadera administración del ciclo de efectivo?

LA VERDADERA ADMINISTRACIÓN DEL CICLO DE EFECTIVO REQUIERE UN ENFOQUE HOLÍSTICO DE PRINCIPIO A FIN. La gestión del ciclo de efectivo abarca el viaje físico completo de extremo a extremo de la moneda que fluye a través de su red.  Las apuestas son altas y las ineficiencias son muy comunes. Cada paso en el camino representa […]

More Learn

¿Cómo funciona un detector de billetes falsos?

Existen múltiples formas de detectar un billete falso. Sin embargo, los resultados óptimos se consiguen utilizando varias técnicas de forma simultánea en cada detección. De esta forma conseguimos la máxima fiabilidad y nos aseguramos de evitar falsos positivos. Las técnicas de detección de billetes falsos más utilizadas son: Detección por luz ultravioleta (UV) Los billetes contienen […]

More Learn